Datos personales

Mi foto
Estudié en la universidad de Antioquia; soy licenciada en Filosofía. Pero en realidad soy una iniciada en el conocimiento.Tan solo expreso lo que siento, solo eso nada más... Y la mejor manera de hacerlo es a través de la poesía, entre otras cosas.

martes, 13 de diciembre de 2011

LA VIRGEN DE LA SOLEDAD


                                     
                                        LA VIRGEN DE LA AURORA

Y maría me dijo una madrugada, tendrás un lugar ,junto a la virgen de la aurora

Como mensajera del cielo, atravesaste el espacio insondable y te allegaste hasta mi. 
Has descendido a la tierra, cubierta con un manto de estrellas 

Y como una persona cualquiera,  te cruzaste conmigo
¿Te acuerdas? fue allá, en una calle pueblerina
¡tu  majestuosa señora!

Que dichosa aquella niña, que te encontró en su camino,un segundo, un instante eterno, cuando tu me miraste, 
amadisima señora, tu subías yo bajaba
¿Tu ibas, yo venia?

Aunque ya no me acuerdo, si era al contrario
¡Pero qué importa eso ahora!
Se que te vi, se que,  me miraste y eras tu

Inclinada tu cabeza, vestida de noche blanca
¡Maria! te dije,en cuanto te vi
te mire y te reconocí
pero también,  supe que ibas a pasar de largo
a  mi lado, por mi lado. 

Por fortuna, ¡Oh! que fortuna
acate y te dije ¡Marìa!

¡Oh la pena de tu rostro!
 Rostro bañado en lágrimas y aún así, me sonreías
  si, era la honda, hondìsima pena

Dolor humano, dolor del Dios sufriente, del Dios vivo 
¡Ay la virgen de la soledad! 
La que llora y lloró  por aquel...

Y algo,  me anunciabas, me lo viniste a decir
tiempo de penuria era ese... 
Tenaz y con tu sonrisa de amor sin igual 
hondura de silencio

Mi corazón,  lleno de anhelo, te escuchaba
y vi lo divino y lo humano 

El cielo y la tierra,  espléndidamente unidos
tu imagen, tu rostro agonizante

Pero bellìsimo en ser tu, la señora Maria 

adolorido tu rostro, de virgen madre 
y vestida de noche 
en ti, en ti, el verbo, la palabra se hizo carne

Y en el azul sombreado, del infinito cielo, un nombre apareció;Jesús

¡Ay la pena de las almas solas!
 la pura pena, del dolor sin nombre 
la virgen de la soledad

Yo tenía entre diez y once años y te vi
y vi, cuando levantaste tu mano
y señalaste hacia el cielo, y su nombre apareció
algo me anunciabas...

Pues si;  María, fue un tiempo de penuria tenaz
pero te recuerdo siempre...
Esa visión, ese mensaje: JESÚS 

                                                           Beatriz Elena Morale E

Extraído,  de mi obrita Silencio De alas
Derechos de autor todos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario